pintoresdecoradores.es.

pintoresdecoradores.es.

Cómo pintar correctamente las puertas y ventanas de tu hogar

Cómo pintar correctamente las puertas y ventanas de tu hogar

Cómo pintar correctamente las puertas y ventanas de tu hogar

La pintura es una de las formas más sencillas y económicas de mejorar el aspecto de tu hogar. Las puertas y las ventanas son elementos que pueden pasar desapercibidos, pero que en realidad son vitales para la estética general de tu hogar. Si estás pensando en darles un cambio de look, en este artículo te enseñaremos cómo pintar correctamente las puertas y ventanas de tu hogar.

Materiales necesarios

Antes de comenzar, necesitarás reunir los siguientes materiales:

- Papel de lija de grano medio y fino
- Tripa de pollo
- Imprimación selladora
- Pintura de esmalte
- Rodillos de espuma
- Brochas de cerdas suaves
- Cinta de carrocero
- Guantes de látex
- Cubos para la pintura

Preparación

Antes de comenzar a pintar, es importante preparar bien las puertas y ventanas para que la pintura se adhiera correctamente. Sigue estos pasos:

1. Lija la superficie. Usando papel de lija de grano medio, frota la superficie de las puertas y ventanas para que la pintura pueda adherirse mejor. Asegúrate de lijar en la dirección de la veta, realizando movimientos suaves y parejos. Limpia la superficie con un paño limpio para retirar todo el polvo y residual de la lija.

2. Limpia con tripa de pollo. La tripa de pollo es un trapo suave y limpio que se utiliza para retirar el polvo después de lijar. Humedece la punta con un poco de alcohol y limpia toda la superficie.

3. Aplica imprimación selladora. La imprimación selladora es una capa base que se aplica antes de la pintura para que esta se adhiera mejor y dure más tiempo. Aplícala con una brocha de cerdas suaves en toda la superficie de las puertas y ventanas. Deja secar la imprimación según las indicaciones del fabricante.

4. Protege las áreas circundantes. Usa la cinta de carrocero para cubrir los detalles, quitar las manijas y los herrajes de las ventanas y las puertas. Al pintar algunas zonas de mayor riesgo de recibir pintura, si quiere proteger los suelos o alfombras, puede cubrirlas con periódicos o sábanas viejas.

Pintura

Una vez preparadas correctamente las puertas y ventanas, es hora de pintar. A continuación, te explicamos cómo hacerlo:

1. Agita la pintura. Antes de abrirla, agita bien el envase durante unos minutos.

2. Llena el cubo para la pintura. Una alternativa es colocar el fondo del cubo con un plástico para que no se pegue la pintura en la parte inferior, y poder mezclar de una manera más eficiente.

3. Empieza a pintar. Usa un rodillo o una brocha de cerdas suaves para aplicar la pintura en la superficie de las puertas y ventanas. Asegúrate de aplicar capas finas y parejas, y si utilizas rodillos de espuma, no pases por encima de lo ya pintado. Deja secar la pintura en cada capa según las indicaciones del fabricante.

4. Utiliza capas finas. Es mejor hacer varias capas finas y parejas que una o dos capas gruesas que pueden producir abultamientos y goteos.

5. Retira la cinta de carrocero. Una vez seca la pintura, retire con cuidado la cinta de carrocero para dejar los detalles descubiertos.

Consejos finales

Para que el resultado final sea el deseado, no olvides estos consejos:

- Si ves alguna raspadura o imperfección después de la imprimación, rellénalas con “Masilla para madera”, dejando que se seque y volviendo a lijar.

- Trata de no pintar sobre las superficies extremadamente calientes o expuestas directamente al sol, puesto que podría producir “pegotes”.

- La pintura puede tardar entre 3 y 4 horas en secar. Deja pasar un día completo antes de manchar las superficies, poner elementos que puedan rozar la pintura y, en definitiva, antes de usar.

- Evita pintar en días húmedos, ya que la pintura tardará más tiempo en secar y podría producirse moho sobre la madera.

- Usa guantes de látex para no mancharte las manos y no dejar huellas en las superficies.

- Utiliza una tela suave y limpia para limpiar los rodillos y las brochas después de utilizarlos.

Pintar correctamente las puertas y ventanas de tu hogar es más fácil de lo que parece siguiendo estos consejos y precauciones. Un nuevo color a tu hogar le dará un aire renovado y sorprenderá a todos los que te visiten. ¿Te animas a pintar tus puertas y ventanas? ¡Manos a la obra!